miércoles, 3 de febrero de 2010

Un blues se ahoga

de Miguel Reinoso


Yo miro esto que pesa inmensamente
Impedimentos aguas del nordeste en las geografías de mi lengua
Escribo más que espejos perros de mis repeticiones
No me es propicia esta agua de enebro esta madera convocada
Si una canción fuera región de retiradas
la cantaría
Noche de ronda qué tristes tragos
qué lenta pasas por mis vasos de velación
Me van a abrir el espejo de los antros voz y ceja en el arco del espanto
Noche de ronda suelto me abandono al rumor del zinc qué tristes tragos
a los pasos de un pie más que terrestres rayas del instinto pies de mis rutinas
No me es propicia esta agua de enebro no esta madera convocada...
Noche a noche un blues se ahoga en la hora de los hombres
leño negro de esperar el golpe del azar
Si una canción fuera región de retiradas no estaría lejos el pregón de los tequilas
ni la esclusa que poblaría las entradas de tu nombre
agua de estas borracheras
testimonios
sombras en la costra de las calles
pues otro será el blues noche de ronda mientras bebas en boca de otros bares
en el centro encono de otros ojos
Un blues se ahoga mientras bebas la noche en otros vasos
no me será propicia esta agua alcohol y enebro de sudores ajenos
ni esta madera por el diente convocada que no me encienden vela alguna
en el hocico de las manos
Noche a noche /—no estás para saberlo— (no estás para saberlo)
un blues se ahoga / (noche de ronda) / en la hora de los hombres //
hora en que me cierran todos los bares (qué tristes tragos)
porque no sé
si me estás vigilando estos silencios
si me estás presintiendo desde lejos
Yo te contemplo y —uña empecinada—
bebo el último trago en el hielo de tu ausencia.



más de Miguel Reinoso en atemporiasiete



.